martes, 17 de octubre de 2017

NUNCA AL PRECIO VIL DE LA NECESIDAD...

Comento por este medio al artículo "Reflexiones sobre dinero e izquierda", de su autor Esteban Valenti,  como también a comentarios que un amigo me hizo llegar por correo electrónico sobre ese tema:

"Amigo, tu contenido en ese correo, me sigue confirmando al ser que siempre conocí, con quien yo no renunciaría nunca a seguir caminando por los senderos de la vida, respetando sus ideas, más allá de que en algunas circunstancias, podamos mantener sesgos (no sustancias), no similares.

Comenzaré por decirte, Luis, que el artículo de Esteban Valenti, no me agrega nada nuevo, y tampoco me conforma (si al sustento del planteo se refiere), porque básicamente siempre me he posicionado en "el sentir profundo del uso" que cada quien haga con su dinero lo que desee, y "en la humanidad de sus propósitos", y no en el casillero político con el que se identifique...

Ahora siguiendo con tu correo, te comento que yo he conocido gente desde muy joven, que tenían mucho dinero ganado y acumulado, pero que tuvieron con mi padre la sensibilidad de ayudarlo (y no aplastarlo con su poder), facilitándole con sentido constructivo, crédito para su intento comercial complementario a su salario como peluquero de cuartel, sin manipularlo, sin aprovecharse de él, porque además, jamás mi padre canjearía venderse "al precio vil de la necesidad", testimonio-valor, que yo mamé desde niño...

¡Y cómo me sirvió a lo largo de la vida...!

Porque aprendí de él, y también de aquellos que lo ayudaron, que me han llevado a no generalizar.

Aprendí también a hacerme respetar, a valorar mi dignidad con coraje, a no tener miedo, como no lo tuve cuando recién nombrado subjefe en el Banco en el que ambos trabajamos, con cuatro años de antigüedad, un día me citaron a la Gerencia General y allí me esperaba A.P.L. (no vale ni la pena nombrarlo) uno de los poderosos directores del Banco,  para hacerme una oferta de trabajo con mucho más dinero que el que yo ganaba, con beneficios complementarios (vehículo y otras yerbas) para que yo me fuera a trabajar con él, con la condición de que fuera "exclusivamente para él".

Lo resumo: era uno más de los que estaban habituados a comprarlo todo (como tú lo dices, y con dinero por supuesto), y yo..., como te lo imaginarás, eso de "exclusivamente para él" retumbaba dentro de mí, porque yo querido amigo, siempre he estado determinado y convencido de que trabajo, "solamente para mí...".

Trabajé "en" el Banco, pero "para mí...", y por eso, tan sólo por eso, no le permití que me comprara...

No sé si alguna vez te he contado ese episodio, pero cuando me retiré de la Gerencia General, luego de "agradecerle" esa inoportunidad que me ofrecía, vi en sus ojos una mirada sorprendida, la de un hombre no acostumbrado a que alguien del llano al que orgullosamente pertenezco, le respondiera que NO a sus intentos...

Eso tuvo en mi opinión, secuelas, que ahora no vienen al caso, que luego me llevaron a renunciar al Banco, como una hoja más del pasado que se dan vuelta, para no leerlas nunca más...

Ahora estamos en otra cosa, sigamos con lo nuestro.

Las diferencias entre las personas, en mi opinión, nos las establece el dinero solamente, las manifiesta la personalidad de cada ser, la elevación que se haya forjado para su vida...

Ahora, es verdad como tú lo refieres, que nos pretenden manipular, que no pesamos mucho en el devenir político, que sólo con el voto no es suficiente, y nos debería llevar a comprometernos e involucrarnos más en aras del despertar individual y colectivo.

Hay depredadores rodeándonos, pero son víctimas de ellos, quienes se dejan depredar...

Te aseguro que yo a mi modo lo intento, jamás me he sentido desfallecer en mis propósitos, jamás me he permitido la complicidad de silenciarme con cobardía, y mucho más todavía, cuando percibo las trampas que nos montan, y las endemias y sus metástasis, que van minando a los colectivos sociales en distintas partes del mundo, inoculándonos sin anestesia, miserias, desesperanzas, en este mundo materialista, tan carente de espiritualidad...

Que hay injustas diferencias, por supuesto que las hay, como tú lo saben muy bien.

En ese sesgo de Esteban Valenti que tú citas, me aproximo un tanto más a él, justamente porque defiendo que el ser humano no puede dejarse manipular, no debe ser menospreciado por aquellos que hacen uso de la cultura del mercado y del descarte, como si el individuo sea un producto más en las góndolas cuyo vencimiento se aproxima...

Haces referencias muy valiosos de los tuyos y del pasado, en las solidarias actitudes que se ofrecían recíprocamente, en los hábitos que se han perdido, y yo agrego: en los valores que se han debilitado en el cotidiano vivir.

No estoy muy convencido de los "corruptos" que trabajan para que otros se beneficien. Hay muchos seres que lo hacen, porque no han logrado otras alternativas. Por eso insisto tanto en el techo que los realistas le ponen a la vida de tantos semejantes, y en la importancia esencial de no claudicar, y jamás nunca dejar de soñar...

Todo ha cambiado, Luis, ahora todo es vértigo, la inmediatez se impone cuando el amor se ausenta, y los miserables se aprovechan bien de todo ello...

No podemos renunciar a un transformación salvadora, que lleve al hombre a una resurrección cotidiana, y así no crezca el engaño, para que los inocentes pongan los muertos en las guerras, y para que un despertar se lleve por delante como si fuera un tsunami arrasador, el oscurantismo cultural con el gran apagón de los colectivos sociales que nos avergüenzan y que presenciamos en vivo y en directo sobre la faz de la tierra..." 


sábado, 14 de octubre de 2017

COMENZARÉ A CONTAR DE NUEVO...

Son tantas las ganas que tengo de seguir viviendo, que a mi edad, agrego ahora un desafío nuevo...

Un día del próximo mes he de cumplir años, pero para mí, y solamente para mí, comenzaré a contarlos de nuevo.

Será el primero de una nueva tanda de mi existencia, repleto de energías y esperanzas para gozar de un renovado conteo, de modo que la sombra de los años vividos no constituyan una carga que frene mi caminar irrenunciable hacia adelante...

Será un potente soplo interior que barrerá todo vestigio que pueda haber quedado escondido en algún rincón del alma, como si fuera un tsunami incontenible que barra todos los obstáculos que se interpongan a mi resurrección cotidiana...

En modo alguno exagero mi sentir, y por ello, no he de permitir que la juventud que hay dentro de mí se enferme de quietud, contagiándose de inercias, de renunciamientos, de anquilosis mentales que son las que enferman el cuerpo, arrojándole sombras para que decline ante los resplandores que le exige la vida...

Así festejaré en adelante, al contar de nuevo los años del porvenir...


lunes, 9 de octubre de 2017

CONFLICTOS INSULTANTES...

Conflictos insultantes amenazan con peligrosos estallidos, y ponen en riesgo la paz y la estabilidad de varias naciones.
Por extensión afectan al mundo todo, y mi naturaleza me lleva a no poder permanecer al margen mirando para otro lado...

Debo involucrarme con mi cuota parte de corresponsabilidad en cuanto esté a mi alcance, fundamentalmente por nuestros hijos y nietos, sea propiciando un despertar individual o colectivo  al denunciar situaciones que a mi juicio son alarmantes, que han llegado al límite, y por ello precisan que frontalmente se les haga frente, para que no sigan causando tantos daños a la humanidad...

Además de los problemas que cada país o región tienen pendientes, existen conflictos que atañen a toda la humanidad:

a) Las dictaduras que condenan a sus pueblos privándolos de su libertad y por ende, negándoles la dignidad que les corresponde por derecho natural, imponiéndoles la sinrazón de su fuerza, sus políticas de represión, el miedo que los amordaza, y las miserias por las cuales se generan los movimientos migratorios que buscan con diáspora desesperada, esperanzas que en sus tierras se les niega, y que muchas veces pagan el intento con su propia vida...

b) El régimen dictatorial y dinástico de Corea del Norte, y sus sueños de poder nuclear y atómico, desafiando a naciones más poderosas, y poniendo en riesgo la paz mundial,  la vida de su gente y de los inocentes que pueden ser barridos de la faz de la tierra en  una contienda armada a nivel global...

c) La vergüenza del hambre y las miserias de tantos pueblos, mientras el armamentismo, que es también una dictadura ciega de poder y riqueza, les niega un miserable dos por ciento de sus inversiones anuales que serían suficientes para combatir el hambre del mundo, pero que es utilizado para sus artefactos de muerte y para provocar guerras y así movilizar sus salvajes stocks, con sus mercaderes siempre dispuestos...

d) Catalunya con sus "iluminados" conductores que quieren hacernos creer que su chantaje es un grito de libertad y soberanía mal concebida, que le pasa por arriba a la Constitución y a las Leyes Autonómicas, dando legitimidad a un referéndum viciado de nulidad, ignorando lo que le ha costado al pueblo español la concordia y la unidad que al fin fue posible, gracias a la grandeza que la concibió y la hizo posible. La Democracia tiene que hacerles pagar de modo ejemplarizante, inhabilitándolos para ejercer cargo público alguno, y además, abriéndoles causa para que un juez  o un tribunal considere y juzgue tanta osadía, tanto desvío insultante..., que además, puede llegar a afectar la estabilidad social y económica de toda España...

e) El sistema financiero con su usura despojante, que atenta contra la inversión productiva, que incide negativamente sobre el desarrollo y la creación de empleo, que aprovecha las letras chicas de los contratos que nadie lee y todos firman, que les ponen por delante sus asesores jurídicos, sobre el que hace mucho tiempo adjetivé, "como sistema perverso, pero de la más perversa, perversidad..."

f) El poder de las mafias del narcotráfico; quienes trafican salvajemente con la pornografía y la prostitución; quienes atentan y lucran con vidas y órganos; quienes consideran al ser humano como un producto más del mercado y del descarte; los mercaderes de la muerte, siniestros lacayos al fin que hasta le venden armamentos a los terroristas; los poderosos que traban el nacimientos de nuevas alternativas energéticas que no dañan el medio ambiente, para seguir envenenando el aire, la tierra y los mares, por la excesiva ambición de seguir lucrando cada vez más, con los yacimientos petrolíferos del subsuelo marítimo o terrestre en los que reinan y sitúan sus inversiones de alta tecnología extractiva y su distribución por el mundo...

g) El genocidio del terrorismo, como tantos más,  provocado por mentes enfermas, envilecidas de fundamentalismos enajenantes, cuyos estallidos provocan la falsa gloria que creen conquistar, al precio tremendo de las vidas inocentes que eliminan sin piedad...

Podríamos seguir, pero..., ¿para qué?, si con esos nefastos testimonios, tenemos bastante, citando ese muestrario apenas, de los salvajismos que enlutan al mundo...












viernes, 6 de octubre de 2017

"EN UN RINCÓN DEL ALMA..."

El pasado 27 de julio, escribí en mi ensayo: "Microrrelatos del alma" (en curso todavía), un artículo que titulé: "En un rincón del alma", que ahora comparto, transcribiéndolo textualmente:

"Un lejano día veintisiete de julio ha tenido siempre gran relevancia para mí, porque murió mi madre cuando yo tenía, apenas, veinte meses...

No he permitido que haya quedado perdido, ni archivado en los estantes del olvido ese ayer de mis días, todo lo contrario, puesto que he vivido recordándola, y a medida que fueron pasando los años, idealizándola..

Siempre la mantengo custodiada, "en un rincón del alma", donde me duelen los "te quiero", que nunca llegué a expresarle...

"Donde tengo la pena", inmensa, que me dejó su adiós, sin Dios...

Sumida en su enfermedad entonces incurable, y con su insoportable dolor, su espíritu cristiano llegó a expresar, confundida, antes de su último suspiro, "ya no hay Dios para mí..."

Por eso, "en un rincón del alma", "me falta tu presencia que el tiempo me robó..."

"En un rincón del alma", he de guardarla siempre, "hasta el día en que me vaya yo..."

 

miércoles, 4 de octubre de 2017

"PONGO MI VIDA EN JUEGO..."

Me ha escrito un amigo desde Uruguay, sobre un artículo del periodista Ismael Blanco, en el cual el 2/10/2017 expuso contenidos que comento (http://www.uypress.net/auc.aspx?80434154):

Resalta luego de leerlo, que "cada día que pasa soy más incrédulo de que tengamos la capacidad humana para salvarnos", y agrega que cada uno de nosotros lo percibirá seguramente desde su óptica, pero lo valioso es que nos induce a reflexionar y discernir-me dice Luis, - y yo le agregaría: además, nos lleva a dialogar, a encontrarnos una vez más, a conectarnos, a no permitir distancias que nos separen...

El artículo me merece los siguientes comentarios:

Yo siempre he sido un soñador en mis noches sin sueño, pero poblada de sueños..., y ese testimonio está también en mis libros y más reiterado en mi propia vida... Es más, títulos y temas de algunos de mis libros, me fueron "dictados" por la Causalidad en sueños, los que al despertar, fueron la naciente de algún ensayo y más de una novela.

Para mí "guijos" son los jirones de mi propia vida, esos segmentos de uno mismo "que nunca está en los libros", dice el autor del artículo, pero yo sí que los he expuesto en los míos, porque es desde el dolor, desde el sacrificio, desde el compromiso, desde el involucramiento, que la observancia de la realidad me ha llevado a escribir sin detenerme una vez que comencé, cumpliendo con esa dura y exigente tarea con la carga de la realidad, que he mezclado con pincelazos de ficción. según la inspiración que me viene dada para que yo le agregue algo..., seguramente lo menos valioso, y no lo digo porque se explaye la falsa modestia, sino porque así lo he sentido siempre, con la coherencia de mi vivir...

En mis ensayos (que son muchos y sin publicar todavía, dado que solamente he compartido pantallazos de ellos en este blog), he respetado el impulso de orientarme como el autor cuyo artículo comento, hacia lo que él llama pequeñas historias, esas que van de una a una, y que extraigo del cotidiano vivir...

Comparto con él, reconocer mis propios defectos, mis limitaciones, puesto que he llegado a ser y hacer lo que he podido, desde mi propia sencilla pequeñez, mi humildad, donde lo he puesto todo viviendo y escribiendo con pasión sin reservarme nada, y dando todo el universo de mi ser, porque sí, como se da el amor y la amistad, sin canjes, sin esperar nada a cambio.

También como él, refiero a las historias de mi vida, en la que he sido un personaje más de mis novelas (las publicadas y las que están esperando su turno), que nunca se arrodilló ante ningún falso altar, todo lo contrario, dejé siempre a un lado, tomando distancia, de los pedestales que se levantan los poderosos, sin ningún miedo, expresándoles a las claras que a mí no me pueden comprar, que ellos no tienen el dinero suficiente que mal compre lo que no estoy dispuesto a vender, dado que mi libertad y mi dignidad están por encima de todos y no se canjean "al vil precio de la necesidad...", ni de la excesiva ambición.

Pero no estoy de acuerdo en esa parte en la que Ismael Blanco afirma (en una generalización que por ser tal, para mí no es válida, porque además juzga definiéndola como "insincera para empezar, cuando no de farsante y de hipócrita para seguir"), porque yo aseguro ante el Santo libro que se prefiera, que nunca he flaqueado aunque me hayan golpeado en lo que más me duele, que nunca he sentido la sensación de hallarme derrotado y claudicante, que jamás pedí que me tiraran la toalla mientras he peleado en el ring de la vida aunque la lona estuviera ensangrentada con mi sangre. Es más, he vivido circunstancias límites en las que ha estado en juego mi propia vida, y aseguro que las enfrenté sin miedo..., aceptando que quizás no he sido prudente ante ellas, pero lo afirmo porque así fue...

Además afirmo y testifico bajo promesa de Verdad, que en ninguna mañana, en ningún amanecer me han faltado fuerzas para enfrentarme con la vida, con un nuevo desafío, justamente, porque hago de ello y de esa actitud, un supremo lema de mi vida, que me propone esa certeza enquistada en mis entrañas, y no me ha permitido andar "holgado de ética, moral y buenas costumbres", como para andar juzgando a mis semejantes, salvo cuando se trata de levantar la mano pidiendo cancha, o estar en mis trincheras al referirme a las miserias de los miserables..., que por supuesto existen, que están metidos por todos lados, aunque estén disfrazados, individualmente o integrando las mafias:
a)del despojo de la usura despiadada, asfixiando siempre a los que menos tienen;
b)a los traficantes de drogas, de vidas y órganos;
c)a los mercaderes de la muerte que andan vendiendo armas y artefactos de muerte en los conflictos en los que quienes son inocentes ponen sus vidas;
d)los genocidas que en el presente, y nuevas formas nos muestran que no sólo han quedado en la historia;
e)los malos conductores políticos que se anteponen a sus pueblos, a la constitución y a las leyes, como a los corruptos que  lucran y se burlan desde sus parcelas de poder;
f)a los dictadores que le niegan a sus pueblos su legítima libertad, propician las hambrunas que originan las diásporas desesperadas por buscar una esperanza que en sus patrias se les niega, y aquellos que tienen el insultante propósito de mantener dinastías nefastas para la humanidad...

Yo sé que Ismael Blanco está bien intencionado en su artículo y que incluye conceptos que yo comparto, y habla por haber experimentado el dolor, pero como rozó una generalización, sentí la necesidad de aclarar algunos conceptos, no para confrontar con él que no es mi propósito, sino para compartir que yo me aferro a las esperanzas con mi optimismo radiante y cada día que pasa, me oriento más hacia la idea de que la capacidad humana pueda al fin salvarnos.

Me cuesta mucho doblegarme ante la desesperanza, pensando que el amor al fin, no dejará que su resplandor se apague, para que reinen sobre la faz de la tierra, las tinieblas del mal...

Y cuanto antecede, lo he expuesto aceptando lo que él afirma de que estamos "rodeados de perversidades, de jodidos cinismos y embusteros", que nos hacen trampas, que juran sus hipocresías y utilizan a Dios como más les conviene, como lo ha referido una frase tanguera: "un grupí  trampeó a Jesús...", "como la humillante presencia de aquellos que enarbolan banderas que son trapos descoloridos, raídos, y manoseados, porque quienes las enarbolan tienen ínfulas y soberbias de aurúspice o comendador" (yo agrego, tomándolo de la RAE: "arúspice, sacerdote que en la antigua Roma examinaba las entrañas de las víctimas, para hacer presagios".

Son sí los mediocres y malos de siempre, que ahora también se expresan con el fundamentalismo del terror.. Nada bueno. Son los "enterradores de sueños y porvenires".
Son los traidores de siempre, los que se venden por miserables treinta dineros.

Yo respeto las ideas políticas de Ismael y la de todos, pero no por ello legitimo los hechos que niegan los legítimos derechos de los demás, y que por lo general llevan adelante sus propósitos de cualquier modo como si fueran los dueños de la verdad, vulnerando las Constituciones y las leyes, creando divisiones y tensiones en sus pueblos...

Yo también me siento convocado por las planicies, no me atraen las cúspides amuralladas que están en el zenit de las pirámides, donde se refugia el "poder", el "tener", "repletos de oropeles y vanidades", y mucho más todavía encienden mis rebeldías y mis rechazos, cuando nadan en un mar de sobrevaloración y de humillantes desprecios y olvidos..., "que además le ponen trabas a los proyectos que aún están en mora..."

Yo también me quedo con quienes se queda Ismael Blanco, con los más humildes, que son los que más me convocan, me quedo con los pueblan los llanos, me quedo con los que han vivido sumergidos en el barro de las miserias, me quedo con los que nunca renuncian a luchar por la libertad que le da paso a la dignidad, y me quedo también, "a la espera del libro pendiente, deseando conocer las historias anónimas, de ese libro que se está por escribir", respetando siempre el supremo valor que representa la Verdad, cuando lo hacen desde el coraje, sin arrugarse nunca, hablando claro, definiendo a las cosas y personas por su verdadero nombre con todo lo que representan, también, desde la corresponsabilidad que jamás eludo, comprometido e involucrado, porque no quiero ni puedo vivir de otro modo, dado que mi conciencia no me lo perdonaría...

¡Joder..., que nos ha hecho pensar, Ismael!

viernes, 29 de septiembre de 2017

ANTE LOS DUROS REPECHOS, JAMÁS CLAUDICAR

Después de un largo caminar por las calles de la vida, y camino de cumplir mis primeros sesenta y cinco años, la Causalidad resolvió que yo diera un golpe de timón a mi vida, para que un treinta de setiembre del año 2001 yo recibiera mi primera comunión, hace hoy dieciséis años...

Un largo y ajetreado caminar en el que había vivido bloqueado, desoyendo llamados, encerrado entre las rejas de mi terquedad por mi exclusiva responsabilidad, más allá de que se me haya inculcado desde niño la negación de mi espiritualidad sin fe, hasta que llegué a comprender razones que me lo explicaban todo, y porque además, sentí que había vivido en total sintonía con los preceptos cristianos que yo negaba, y ahora son parte esencial e inseparable de mi vivir...

Estoy convencido que no todo es mérito mío, lo más importante de lo que se me ha permitido ser y hacer durante mi existencia, me lo han dado, y lo vivo reiterando para explicar que no es falsa retórica afirmarlo, sino, dignificar la sencilla humildad que está enquistada en mi naturaleza...

Yo aprendí mucho desde el dolor primero que marcó mi vida, desde los testimonios y el sacrificio de quienes me precedieron, también de mis propios errores y de todos aquellos que saben más que yo, y de ese modo fui forjando mi ser, absorbiendo como si fuera una esponja valores y certezas con los cuales he conducido mi caminar, transpirando la travesía del exigente desierto...

Y hoy, no me frena la edad ni los pergaminos del tiempo...

Todo lo contrario, con el motor encendido y moderando con temperatura adecuada, estoy repleto de ganas en cada amanecer dispuesto a responder a los llamados que me convoquen y a enfrentar los desafíos que las circunstancias me pongan por delante,  sin reserva alguna, por haber aprendido la lección magistral del amor, que me enseñó a no excluirme indiferente ante ninguna contienda, ni a permitir que se me anquilose la mente ni mi cuerpo, para que debidamente entrenados, se enfrenten a los duros repechos sin jamás claudicar...

No sé y no quiero vivir de otro modo, me lo reprocharía mi conciencia, porque significaría falsear mi naturaleza, la que me dieron y la pude forjarme, para pedalear sin desmayos...

Las sombras cada vez más largas al languidecer la luz de los días, no perturbarán el examen que a todos nos harán cuando nos alcance el atardecer de la vida..., momento que llegará, y que no temo ni vivo pendiente de él, de tantas ansiedades que tengo de vivir y tantas metas pendientes que debo conquistar...

martes, 26 de septiembre de 2017

ANTE UNA MÁS QUE EVIDENTE INMORALIDAD...

Una cosa es la asistencia alimenticia que se recibe de Cáritas, en la que el voluntariado interviene ofreciendo sus servicios para ayudar a personas o familias carenciadas, y otra muy distinta, es que los necesitados se aprovechen al tener el sustento vital seguro, para no intentar una búsqueda constante de nuevas alternativas de trabajo, o rechacen ofrecimientos en ese sentido, que les posibilitaría tener ingresos que los aparten de esa situación mendicante...

No se debe generalizar, sería muy injusto hacerlo, porque hay excepciones como en todo, de genta que al pasar por ese difícil trance de no tener medios para alimentar a su familia (condición primera que deben demostrar documentadamente ante el o la asistente social, entre otras informaciones y requisitos adicionales), recurren a esa ayuda.

Con esa legitimidad, y luego de pasar por ese filtro de control previo, se admite su ingreso al sistema de Cáritas, cuyo reconocimiento se complementa con entrevista previa y posterior asistencia, que no queda solamente en la entrega de alimentos, sino con un seguimiento integral de las personas asistidas como de los demás componentes de la familia, la escolaridad de sus hijos, una bolsa de trabajo alerta ante ofertas de mano de obra que puedan presentarse, etc. 

El voluntariado que integro tiene muy claro, que la entrega de alimentos debería ser algo circunstancial y no permanente, provisorio hasta que los necesitados recobren su andar, recuperen su autoestima, y puedan superar los momentos difíciles, con el objetivo  de reinsertarse en un mercado laboral que les aporte dignidad a sus vidas...

Las diferentes fuentes de abastecimientos (Banco de Alimentos, Ayuntamientos, Fega, eventos y ayudas recibidas de los integrantes de cada comunidad), y el voluntariado que interviene en la distribución de los alimentos, no deberían ser "utilizados" ante los casos que excepcionalmente puedan presentarse por parte de quienes recurren a esa asistencia, con:

a)informaciones no ajustadas a la verdad de la situación que se declara

b)con actitudes de mala fe cuando los alimentos recibidos tienen otro destino que el de cubrir sus necesidades alimenticias

c)cuando se omite irresponsablemente la búsqueda de trabajo, ya que se tiene asegurado el sustento primario que reciben de Cáritas

d)cuando se ocultan otras ayudas recibidas, o trabajos no declarados que les proporcionan ingresos

e)cuando se aplican recursos financieros para otros fines que no son precisamente para lograr el sustento alimenticio y esencial solicitado

f)en definitiva, cuando se carece de la buena fe imprescindible, con una mentalidad que explica claramente que no deberían estar amparados por la asistencia solicitada, e ignorando que al fin son ellos los perjudicados, y que no engañan a nadie cuando la Verdad se abre paso como suele ocurrir cuando las circunstancias los ponen en evidencia, generando comentarios que provienen de integrantes de la comunidad que son testigos de sus desvíos, y todavía, cuando no se silencian y difunden comentarios negativos sobre situaciones y personas que gratuitamente se han puesto a su servicio...

Son excepciones, pero injustas para quienes tienen la sensibilidad  de ofrecer su tiempo y sus sanos y humanitarios propósitos, ante una realidad no deseada que además propicia que el sistema integral de Cáritas (y por ende de los voluntarios), reciba en algún caso la imputación de ser responsable por comentarios negativos que nos han llegado de: "para qué van a buscar trabajo si ya lo tienen todo resuelto...", o "ustedes no ven lo que nosotros vemos, cuando a diario andan por ahí tomando cerveza y fumando a la vista de todo el mundo..."

Los integrantes del voluntariado no somos "fiscales", no estamos aplicados a la tarea de "perseguir", sino a la de "servir" gratuitamente, pero eso no significa que caigamos en la tontería, en la ingenuidad de ignorar situaciones que puedan verificarse, y que tenemos la obligación de plantear, si las comprobamos, para que se produzca una reconsideración imprescindible ante una más que evidente inmoralidad...

sábado, 23 de septiembre de 2017

EL CORAJE IRRENUNCIABLE DE AVANZAR...

No es admisible permanecer al margen de lo que ocurra en la comarca y en el mundo, sin reaccionar, sin proponernos las acciones que estén a nuestro alcance para abrir brechas de transformación para que quienes vienen detrás, tengan escenas más propicias para su realización...

Si con la maravilla  gratuita de la vida, se nos ha dado además un potencial, tenemos que asumir nuestra corresponsabilidad para propiciar la imprescindible elevación individual y colectiva, que nos lleve al compromiso y al involucramiento, para no quedarnos en la postura mediocre de la indiferencia, que al fin es una cobardía...

Todo es posible si lo intentamos, si enriquecemos nuestro obrar cotidiano, cada uno según sus posibilidades, partiendo de la base conceptual de que lo esencial es empezar a recorrer un camino, dejando a un lado las quejas que nada resuelven, tomando distancia de la retórica cómoda que solamente exige sin dar nada..., sin esperar que todo nos lo den sin conquistar un mañana mejor, transpirando la existencia...

Hacer posible un proyecto de vida, sentir en el fondo del alma la exigencia de la libertad que nos permita la dignidad, no son metas gratuitas, hay que conquistarlas desde nuestra sencillez porque a nadie se les exige actos heróicos, pero encararlo todo con el coraje irrenunciable de avanzar "paso a paso aproximándonos", hacia el destino que nos propongamos, sin caer en la tentación de ser prisioneros de nosotros mismos, y mucho menos de quienes nos manipulen la existencia, y nos priven de la salvación...

Sería imperdonable que nuestros hijos y nietos, y todos aquellos con quienes compartimos el convivir cotidiano, llegaran a culparnos por haber pasado en vano por la vida, por nuestra mezquina prescindencia..., al haber claudicado ante los sometimientos del "yo", olvidando al "nosotros"..., en actitud condenable y sin amor...

viernes, 15 de septiembre de 2017

ESPIRITUALIDAD HERIDA POR DARDOS ENVENENADOS...

Si uno conserva la actitud de cumplir con rigor la observancia de la realidad, nos podemos enfrentar con las más oscuras actitudes del hombre..., y ante ellas jamás nos podemos doblegar.

No hay escena  que se salve de la eventualidad de tener en su entorno (dicho esto en general y respetando siempre las excepciones que por fortuna están ahí para evitar el descalabro total), a personajes manipuladores, que consuman el montaje apropiado para afianzar sus poderes, sus propósitos más mezquinos, valiéndose del esquema piramidal en los que están enquistados. De ese modo, hacen valer sus influencias al darle suprema dureza a la coraza que los protege impidiendo que la Verdad se abra paso, promoviendo  que  la injusticia ignore a la Justicia, creando mecanismos que no permitan recursos jurídicos y que la Libertad quede acorralada y amordazada. Usurpan el supremo mandato y la última palabra, siempre envuelta con insultante indiferencia, sin importar los latigazos que puedan dar hacia abajo, a los del llano, a los que no tienen culpa alguna, al último eslabón de la cadena, a los más débiles cuya impotencia se agiganta, incluso hasta dejarlos sin ningún sentido para seguir viviendo... 

Si no expresara lo que antecede mi conciencia no me dejaría tranquilo, y me llevaría a sentirme un cobarde cómplice que ahoga las rebeldías que han nacido al percibir circunstancias diversas de la realidad: de este mundo que entre todos hemos hecho, tan mal encarado, tan repleto de odios, rencores, revanchismos siniestros, intereses usureros, con la espiritualidad herida por los dardos envenenados del materialismo, el fundamentalismo y el oscurantismo cultural, en el que el hombre es un producto más del mercado del desinterés, del descarte y el olvido...


jueves, 7 de septiembre de 2017

AL FIN SON LOS MÁS NECESITADOS, LOS QUE SIEMPRE PAGAN...

En un presente del mundo tan convulso, tan necesitado de la serenidad que permita procesar salidas que contemplen prioritariamente el destino de millones de personas que lo único que han conocido son las miserias a las que los han condenado, no es admisible levantar cortinas de humo con otros asuntos que deriven la atención hacia lo que es primordialmente esencial...

A mí me avergüenzan los testimonios migratorios por los cuales la diáspora de la desesperación, ha llevado a tanta gente a huir de sus martirios, buscando lo que en sus tierras se les niega..., y que los integrantes del terrorismo han aprovechado para infiltrarse aquí, allá, y más allá...

Me avergüenza el hambre que hay en diferentes partes del mundo..., con la indiferencia de quienes deberían evitar esa barbarie...

Me rebelan las dictaduras trepadas a las riquezas del subsuelo terrestre o marítimo, que le niegan a sus pueblos la dignidad que como derecho natural, les corresponde..., ocultando por mezquinos intereses, las fuentes alternativas de energía...

Me enervan todavía más, las dictaduras dinásticas que ofenden la armonía entre las naciones exhibiendo poderíos armamentistas, y ponen en riesgo a la población mundial..., con atrevidos desafíos a la comunidad internacional, que disimulan como disuasorios...

Acrecientan mis rechazos las mafias que en el mundo se mueven, traficando con armamentos, órganos, vidas, pornografía, prostitución, drogas, guerras, reconstrucción de las ruinas que dejan las contiendas armadas, corrupción..., que en tantos casos tienen en las malas conducciones políticas, la cobarde complicidad que necesitan, de la que se aprovechan a su vez los integrantes del sistema financiero para reafirmar la usura que llevan adelante, siempre, con los asesores que respaldan y se enriquecen con sus servicios, que al fin pagan los más necesitados, que también son quienes ponen los muertos en los conflictos...

miércoles, 23 de agosto de 2017

UNA ACTITUD SIN RESPLANDOR...

Enfrentado a una disyuntiva, ya sea en la vastedad conceptual que esté analizando,  o para resolver un accionar en la vida cotidiana, siempre he recurrido al recurso de provocar mi tranquilidad de conciencia, y en forma primordial y adicional en los últimos años, a plantearme  "cómo hubiera resuelto el Señor, la situación" que eventualmente esté en el centro de mi atención.

De ese modo sencillo pero por demás sensato en mi concepto, busco el resplandor que ilumine mi discernimiento en cada momento de mi presente,  en las diversas circunstancias que la vida nos pone a todos por delante...

Es también, un modo de reconocer y potenciar, una forma de ser en la que una identidad aflore, producto de una larga forja que en definitiva nos aparte de la mediocridad de sobrevalorarnos, errando el rumbo al abandonar los senderos adecuados, los únicos que nos pueden conducir a un destino sin naufragios...

Si en nosotros está radicada la firme convicción de ir detrás del imán del amor, no nos podemos permitir sembrar discordias, rupturas e intolerancias, vengan de donde vengan, pero con más razón de parte de quienes, como en el caso de un sacerdote que recientemente en su homilía, no ofreció un testimonio vivo de concordia y esperanza, además de inoportuno y fuera de lugar por el ámbito en el que se expresó...

Y yo, aplicando en el análisis la conducta que ha guiado mi caminar por la vida, estoy seguro, que el Señor no lo hubiera hecho así, sino sembrando semillas de misericordia...

Le corresponde a otros tomar las medidas adecuadas respecto a la situación terrible provocada por los atentados en Barcelona, condenables desde todo punto de vista, ante tan incalificable barbarie.

Pero lo que no corresponde, es desde una iglesia, manchar el sagrado púlpito, para juzgar, condenar, y adjudicarse roles inapropiados, para las ovejas que debe custodiar como pastor...




domingo, 13 de agosto de 2017

EN CLAVE DE TANGO...

Respondo una vez más, y en forma simultánea, a varios llamados en mi cotidiano vivir...

No me sorprenden los desafíos que han constituido siempre, inyecciones vitales que han oxigenado mi ya largo vivir, y que ahora ocupan mi atención, para que yo responda con la pasión que suelo incorporar en ellos..., al no poder detenerme...

De ese modo he podido lograr una profusa producción escrita en la que han predominado constantemente, los títulos escritos y no editados todavía, frente a aquellos que ya han visto la luz de la publicación emancipándose de mí...

Aunque no me corresponda calificarlos dado que es una legítima facultad de los lectores, me atrevo a señalar que en mi modesta opinión, los títulos que esperan turno y "están en lista de espera en la sala editorial":

los ensayos: diez tomos de mis "Misceláneas del Alma"; "Memorias y Sueños"; "Canto a mis dos madres"; "Un análisis de memoria"; "Un duende en el tejado"; "Sidasocial"; "El mundo que hemos hecho"; "Por las calles de la vida"

las novelas: "Un insoportable desatino"; "Murmullos en el mar"; "Lenguas de fuego"; "Almas en conflicto" 
los títulos que mantengo en proceso: la novelas: en coproducción: "Kaleo"; "Un bohemio en la transición"; el ensayo: "Microrrelatos del Alma", y mi actual intento comenzado el 27/7/2017 que no será el último, la novela: "En clave de tango". 

Producción escrita que con singular ansiedad custodio en los archivos del "taller de mi alma", contienen quizás, lo más valioso que la Causalidad me ha dictado con su permanente inspiración, y en los cuales he incorporado lo que he podido, a partir de la rigurosa observancia de la realidad, ante la que he vivido comprometido e involucrado desde mi trinchera y el ring en el que lucho sin pausas...

"En clave de tango" me expreso en general, cantando, sí cantando, como lo he hecho siempre desde niño, ofreciéndole un agradecido canto a la vida, a las esperanzas, al despertar renovador de la existencia...





martes, 8 de agosto de 2017

APRENDÍ A PLANCHAR LOS PERGAMINOS DEL TIEMPO....

En mi larga trayectoria aplicada a la producción escrita, he llegado a registrar: 

"Siempre pude dar vuelta las hojas marchitas de mi existencia con reconfortante facilidad, lo cual no significa que no mire mi pasado, y no sienta nostalgias por cosas y hábitos que se han esfumado de mi acontecer...

No me pesa la edad. Tengo ya muchos años, y aunque muchos no lo crean, un niño juega todavía dentro de mí, deseoso de encontrar a otro para jugar con la pelota de trapo, con las bolitas, con los trompos, los jugadores de plomo, las figuritas, o con el balero...

Solamente la "globa" ha perdurado a través del tiempo, y también con ella necesito seguir haciendo malabares, como lo hacía desde niño, si pudiera...

Pero nunca me he salteado etapas en mi vida...

Sé también que pasé un día sin darme cuenta, de joven a hombre, como quien deja una tarde una ribera, cruza un puente, y retorna al anochecer con una experiencia que me esmeré en procesar sin engaños, sin hacerme trampas, y también, sin falsas ostentaciones que jamás fueron necesarias en mi existencia...

Tuve una vida en la que el amor me marcó, y la inmediatez no me atropelló porque se lo impedí.

Y hoy, casi un viejo pero por fuera, pero muy fresco por dentro, mis sueños irrenunciables me planchan los pergaminos del tiempo...

En mi largo peregrinar por la vida y por los renglones en los que fui volcando peripecias de mi existencia, he registrado los ecos de mi corazón, con el motor siempre encendido de mis ansiedades...

¡Qué feliz sería, si pudiera..., seguir estando donde estén mis seres más queridos, aunque me hayan pedido la vida...! 

¡Ah, si yo pudiera seguirlos como si fuera un duende...!

¡Lo haría, claro que lo haría, si pudiera...!

Voy dejando atrás muchos atardeceres, pero tengo la certeza de que no ha llegado todavía, el atardecer final de mi vida, puesto que vivo oponiéndome a que sus sombras me atrapen...

Y mientras así lo sienta, comprobaré que estoy vivo, atado a la vida, peleando por tantas cosas que no estoy dispuesto a silenciar, ni a dejarme doblegar...

Por eso, nada más que por eso, me tranquiliza saber que si algún día me llaman a un destino sin retorno, igualmente me encontrarán en los renglones que dejé escritos, donde me encontrarán con vida, para seguir dándome sin reservas, con todo aquello que las circunstancias puedan impedirme..."


viernes, 4 de agosto de 2017

LA FRANJA PERVERSA DE LA DECLINACIÓN...

Desde temprana edad y me congratulo por ello, he tenido la responsable inclinación de analizar con rigor, la realidad que se ha manifestado en el acontecer de mis días, en mi tierra y allá por donde las circunstancias de la vida me han llevado cruzando fronteras...

Y siempre, siempre..., he sentido necesidad de emitir opinión, y en coherencia con ello, vivir comprometido y al hacerlo, involucrarme como he podido de acuerdo con mi naturaleza...

Jamás he procurado otro propósito, que no sea el de compartir y fundamentar mis opiniones, dando por descontado que nunca ha estado en mí convencer de nada a nadie que con legítimo derecho haga de su existencia lo que desee, pero que con los límites y los respetos debidos, no me he permitido silencios ni prescindencias, como tampoco cobardes complicidades, cuando ha estado en juego la libertad, condición esencial para la dignidad...

Nunca busqué protagonismo alguno, es más, soy defensor del concepto: "perfil bajo y trabajo profundo...", sesgo rector que he aplicado en todos mis intentos...

Y si algún espacio he podido abrir en mi vida, ha sido producto de mis ansias permanentes por levantar vuelo en aras de la superación, abonando siempre el alto precio de las entregas sin pausas ante todo llamado que me ha convocado, con sacrificios, desde el dolor, desde la sencillez, desde las rendijas que le he abierto a mi alma, para que penetraran en mí los resplandores de la Verdad del amor, y amar porque sí, sin cálculos mezquinos, hasta el desprendimiento si es preciso, olvidándome de mí, del peligroso "yo" que le da la espalda al "nosotros", cuando los seres ingresan en la franja perversa de la declinación...

Mi cotidiano vivir en los tantos presentes ya vividos, y los que deseo tener hacia adelante como desafíos, han sido y serán, testimonios de la coherencia que no se apartará de mí..., para continuar un batallar contra las sombras que ahogan las esperanzas...



martes, 1 de agosto de 2017

EL CORAJE DE ANDAR POR CAMINOS NUEVOS E ILUMINADOS...

Hoy procuro compartir a los" pocos seguidores" y a los "muchos que me honran" deteniéndose en este blog que se comunican conmigo de los modos más diversos, las últimas expresiones que volcó el tertuliano de turno, que en la anterior entrada difundí, como parte de algunos aportes contenidos en la publicación de mi última novela: "OCULTOS EN LAS SOMBRAS"

Insisto en este intento, porque también en esos contenidos se detuvo el académico presentador y lo dejó especialmente señalado, cuando preparaba su discurso: 

"Procura, Sofía, la ternura de tu corazón, y aprovecha la fibra que se mezcló con tu sangre.

Arma tu vida con una conducta de coraje, porque mucho la necesitarás.

Sólo dispondrás de tu presente en cada momento de tu vida.

No lo derroches yendo ciegamente detrás de tonterías, ni siguiendo al rebaño por donde todos van...

Conserva y acrecienta tu riqueza interior que es y será, en definitiva, la única que le importará a tu destino.

Valora a tus semejantes más que a ti misma y tendrás la recompensa de vivir con un sentido superior.

Escruta la Verdad, Sofía, no permitas que te confundan los espejismos.

No te quedes con lo percibido en la primera mirada.

Intenta siempre ver lo que está más allá de la percepción de los sentidos, para que no te envuelvan las vanas apariencias...

Esmérate en ser tú misma, sin que nadie comande tu existencia.

Abre tus propios senderos con el coraje de andar por caminos nuevos e iluminados.

Di siempre un rotundo NO a quienes te inviten a transitar por las sombras.

Y no temas ante quienes se burlen de ti o te calumnien por tus ideas.

Hazles saber que tu recompensa será grande, porque has resuelto ser, tú misma, obrera del amor..."

sábado, 29 de julio de 2017

BUSCA SIEMPRE EL RESPLANDOR DE LA VERDAD....

El académico de la Real Academia Española, don José María Merino, dejó señalado en el Capítulo VI algunos fragmentos, que remarcó de mi novela: "OCULTOS EN LAS SOMBRAS", cuando realizaba sus tareas para la posterior presentación de la misma que se realizó el pasado 19/5/2017.

A continuación los transcribimos, fueron parte de un intercambio tertuliano en el que se expresaron diversos conceptos para mí esenciales, que no tendrían que ser desdeñados por Sofía y todos aquellos que como ella, están en las puertas de la vida.

" No te permitas nunca, en ninguna circunstancia, Sofía, quedar caída y claudicante. No te lo permitas. Desafíate y ponte a andar nuevamente porque si no lo haces, la avalancha te pasará por arriba.

¿Sabes? Hay gente que no se detiene a dar una manita al que precisa una ayuda, porque es indiferente al dolor ajeno.

También hay gente que gozará con tu caída, que quizás desee tu fracaso, tu claudicación lamentable, tu declinación. La vida te mostrará estas escenas.

No te sorprendas, Sofía, porque hay seres que actúan así, que están enfermos, gente en la que la envidia y la mala fe, van haciendo en ellas su obra destructora.

No vayas nunca más allá de los senderos de la cordura y la sensatez.

No permitas que cualquiera arremeta contra tus derechos y mucho menos contra tu dignidad.

Tengas la edad que tengas, respeta y hazte respetar. Es imprescindible un llamado al orden dejando claros los límites, que tantos ignoran...

Y ello se logra cultivando una identidad, una personalidad que deberás forjarte desde temprana edad.

No le temas a las dificultades de los desafíos, por el contrario, asúmelos, comprometiéndote con la apuesta de tu elevación, sin renunciar jamás a tus principios.

Debes darle un rumbo cierto a tu vida, un sentido verdadero, y pelear por tus convicciones.

No te dejes enajenar por las tentaciones, ni por la falsedad de los espejos, que sólo te mostrarán por fuera, cuando lo esencial será la fortaleza de tu belleza interior...

Crece por dentro, escrutando por allí la suprema vigencia de la Verdad, sobre las mentiras con las que pretenderán confundirte para engañarte.

No es verdad, Sofía, que todo lo que hemos hecho en esta vida sea una verdadera mierda. Te lo dirán algunos, ya lo verás.

También te dirán que hemos sido unos esclavos hipócritas, y que solamente nos han importado las apariencias.

No es verdad, Sofía, te lo dirán para justificar sus propios desvaríos o fracasos.

Nosotros simplemente hemos vivido en un mundo diferente, en otro tiempo, con valores y hábitos en general muy distintos a los actuales.

Y como no sabemos qué ocurrirá en el tuyo, pero tenemos razones para intuirlo, te lo advertimos, Sofía.

No dejes de considerar seriamente los mensajes de amor que provendrán de quienes te quieren de verdad, tus padres, tus abuelos, la familia, los verdaderos amigos y no aquellos que se disfrazarán como tales para trampearte la vida y tu destino.

No permitas que te manipulen los conceptos, ni hagas pactos sombríos con la banalidad.

No consumas lo que te imponga el salvaje consumismo. No hagas alianzas con lo superfluo y sin sustancia.

Busca siempre la luz de la Verdad.

No te acostumbres a las tinieblas donde subyacen las mentiras, donde se esconden aquellos a quienes les gusta vivir "ocultos en las sombras..."

Sé tú misma. Defínete con tu propio vuelo.

Si te enviamos estos mensajes utilizando a los pajes del tiempo, es para advertirte de todas las crueles posturas, que podrás encontrar en tu caminar por la vida.

No te arrodilles ante cualquier altar, Sofía.

Ten cuidado, abundan por todos lados los profetas del engaño...

Sólo dispondrás de tu presente en cada momento de tu vida. No lo derroches yendo ciegamente detrás de tonterías ni siguiendo el rebaño por donde tantos van..."


jueves, 20 de julio de 2017

EN EL MUNDO DE LOS CIEGOS...

Es esencial poseer una identidad definida para gobernar el rumbo del pensamiento, y poder emanciparse de la tortura maliciosa de la manipulación...

No permitamos que nos traten con la ofensa de "mirarnos desde arriba", porque al fin y al cabo, la gente del llano es la gran financiadora al transferir incesantemente, riquezas y más riquezas a los que más tienen..., empezando por el sistema financiero con sus costos despojantes; porque son quienes ponen los muertos en las guerras que otros decretan y provocan; por soportar los mayores costes de las crisis sociales; por sufrir la tremenda humillación de integrar contingentes migratorios en su desesperada diáspora por una esperanza...

Es necesario hacerles "ver" (mucho me temo que no lograremos provocar su "sentir") a los de arriba, a los que se refugian protegidos en sus cúspides en general piramidales, en primer lugar que no les tememos y además, que sabemos cómo se manejan las mafias para sus oscuros propósitos, a quienes poco les importa el hambre que hay en tantas zonas del mundo, ni que dejen sus vidas buscando un resplandor que se les niega, o el fatalismo de que nazcan generaciones enfermas e hipotecadas...

Es necesario hacerles "saber " a quienes carecen de grandeza política conductora, que conocemos bien sus amaños, que a los senderos corruptos y en sombras que transitan, tarde o temprano les llegará un resplandor que los descubra, para que no nos sigan manipulando con sus actitudes hipócritas.

Es imprescindible "demostrar" a quien sea, que siempre se levantará una voz en defensa de los que no tienen lobbys ni tribunas, y que la gente del llano, saturada de tanto padecer, ya no tiene más paciencia, y no se pone vendas en los ojos para que con cualquier injusta golosina deje de apreciar la Verdad que otros le ocultan.

No es con migajas que nos van a silenciar, los que se creen los reyes del mambo al subestimarnos...

No somos tontos ni estamos ciegos, pero el dicho popular de que "en el mundo de los ciegos, el tuerto es rey", es válido para el que se deja depredar por los depredadores, para el que permite que las avalanchas los pasen por arriba, para aquellos que no quieren ver y oír, y le hacen el caldo gordo cada vez más, a los prepotentes que los explotan de las más diversas formas...

Sabemos bien que los cuervos le arrancan los ojos a los que se distraen, y claro, esa es la razón de que se pueble más el mundo de los ciegos..., y se envalentones los tuertos convertidos en reyes...




¿LA TECNOLOGÍA ES NEUTRAL?

Un amigo me informa sobre una reciente conferencia en Uruguay, a cargo del filósofo y lingüista Noam Chomsky, con palabras previas de Javier Miranda, Agustín Canzani y del ex presidente José Mujica.
Yo no sabía nada de el conferencista de 88 años. Respeto su edad, su saber y la disposición de participar en un debate de ideas, legítimo si es sin sesgos y sólo en aras del despertar para el bien común. Pero ello no significa que yo acepte su afirmación de que "la tecnología es neutral". En general la tecnología se aplica a fines específicos, según se trate del conocimiento, de la investigación médica preventiva, de la información, del armamentismo, de la industria de los medicamentos, de las búsquedas espaciales, etc., pero nunca neutral, porque por poner un ejemplo la tecnología aplicada a los avances de la robótica, ya nos anuncia que desplaza y más desplazará al hombre de sus puestos de trabajo y eso de neutral, no tiene nada...
Sobre los presentadores debo comentar que son sin excepciones, del Frente Amplio, e intuyo que la concurrencia respondió a la ideología de izquierda que defiende la Fundación Líber Seregni, que intenta guiar a "todos" (y no a "todas y todos" al decir de los dos primeros presentadores), decir que no comparto porque se ignora el valor representativo del masculino plural, que a "todos" reúne..., decir también muy común en España por parte de algunos líderes políticos.
Luego el diario El País de Uruguay, se refirió a "el culto al ridículo", descalificando al conferencista.

Yo no me permito llegar a ese extremo, porque un filósofo y filólogo que ha vivido tanto, tiene un saber, una experiencia, merece una consideración especial, más allá de haberse atrevido a abordar temas que no son de su especialidad, y además, porque algunas certezas de la realidad le transmitió a "todos" los asistentes.

En el tema  de la emigración, no sólo por el aumento en el nivel de las aguas se producen por el calentamiento global, los contingentes migratorios se movilizan despavoridos por las guerras, por el hambre a la que son condenados, por el terror de las intolerancias religiosas, por el salvaje materialismo que los ignora y los manipula, por el genocidio de las mafias, que los empujan a jugarse la vida buscando una esperanza que se les niega en sus tierras...

A Chomsky le preocupa el poder de los imperios, el aumento de los arsenales nucleares de EE.UU. y Rusia, pero, ¿acaso no le preocupa Corea del Norte con su desafiante dinastía que pone el riesgo la seguridad del mundo?

Debo decirlo y vaya que lo reitero cada vez que en España me mencionan a José Mujica y a Lucía Topolanky y su famosa chacra, citándome loas sobre él, su modo singular de vivir y de decir, y me esfuerzo en ofrecer argumentos para explicar que para mí y en mi concepto, ellos no son ejemplo de nada...
El ex presidente ha cautivado a mucha gente dentro y fuera de fronteras. Yo respeto la dignidad política que ha alcanzado legítimamente, lo reconozco, porque el pueblo lo votó, luego de tristes episodios en la política uruguaya que al final terminaron en dictadura, torturas y matándonos entre hermanos...
La restauración democrática luego fue poniendo estabilidad institucional, pero..., me cuesta expresarlo y con dolor lo comparto, y por mi dignidad no puedo silenciarlo, faltó grandeza conductora,  falto agradecimiento democrático de quienes llegaron a ofender las instituciones, faltó un claro testimonio para restañar heridas que no han parado de sangrar, faltó pedir perdón por los duros desvíos que no les negaron oportunidades políticas futuras, faltó velar en serio por un proyecto de país con una identidad que nos condujera al despertar individual y colectivo, frenando el drenaje de seres humanos que no pudimos retener, se hirió gravemente al sistema educativo siempre esencial para un mañana mejor. Se facilitaron inconductas inconducentes financiando la inacción, no se controló como hubiera correspondido la seguridad ciudadana, y hoy, justamente hoy, sale en Internet la noticia de que en Uruguay las farmacias ponen a la venta drogas que responden a una normativa legal que facilita su consumo, pero que no arregla el desarreglo social que ello conlleva...

Estos últimos comentarios nada tienen que ver con el conferencista, pero al mencionar algunas observaciones sobre el mundo, me condujo a mi pequeño país del sur americano del que no me puedo desprender, sobre el que yo entiendo que debió informarse más a fondo para que la figura del longevo disertante, no formara parte de una escena tan sesgada, tan desmemoriada, tan castigada por flechamientos políticos, tan carente de alternancias en las últimas décadas, peligrosa realidad que ya hemos visto en otras latitudes.

Yo sé que el amigo no sólo me informó novedades de la que en otro tiempo fue considera "la Suiza de América" por aquellos valores y estabilidad que entonces representaba: desea también nuestros comentarios a los suyos, y al hecho en sí que originó la conferencia.

Pero también sé, que él no se merece, y mi gente tampoco, que ciertas cosas se hablen por el mundo dejando al margen la Verdad, que al fin, siempre terminará abriéndose paso...
Seguramente no tengo el saber que tiene Chomsky, tampoco tengo su edad aunque no esté tan lejos de pisarle los talones, he sido conferencista sobre temas de mi especialidad en otros tiempos pero no con los alcances que él tiene, estoy seguro,  pero algo he andado por las calles de la vida y agradecido estoy por ser y hacer lo que he podido en mi ya larga existencia, pero..., jamás aliado a la conformidad, jamás buscando reconocimientos, jamás prescindente, jamás cómplice de falsedades y engaños, y jamás ofendiendo a mi conciencia, porque siempre, siempre, estaré al lado de los que sufren las afrentas del desamparo, estaré siempre al lado de los olvidados de siempre, porque a mí me preocupa el altísimo precio de sangre, sudor, lágrimas, y vidas, muchas vidas que han quedado truncas, maltrechas, perdidas en los estallidos, o en el fondo de los mares....

En fin, hay que sacudirse el polvo, levantarse y seguir, siempre seguir, para que las avalanchas no nos pasen por arriba..., porque si nos sepultan nos habrán silenciado y yo a esta altura de mi vida, hay silencios que no me permito...

martes, 18 de julio de 2017

AHUYENTANDO INIQUIDADES...

En el Tomo VII de mis "Misceláneas del Alma" en su prólogo escrito el 1/3/2002, hice referencia a algunas de las iniquidades manifiestas, apoyándome en el concepto de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para combatirlas y ahuyentarlas de nuestro cotidiano vivir...

Tengo un rechazo visceral contra todo y todos aquellos que ofenden nuestra dignidad, creyendo que sus infamias siempre permanecerán protegidas por las sombras de su impunidad, sin comprender que siempre terminarán pasándoles facturas...

Y por supuesto, vuelvo a salir de mis trincheras, con mi última novela publicada: "OCULTOS EN LAS SOMBRAS", como un aporte más para quienes vienen detrás, porque deberán enfrentarse a un mundo muy complejo y endemoniado, y no debo ni puedo permanecer al margen en la ardua tarea por transformarlo. 

Esa es la razón esencial por la que me detuve tanto en Sofía, utilizando la ficción personalizando en el nombre de mi nieta (cuando entonces mi nieto Lucca no había llegado a la vida) a  él y a los integrantes de las nuevas generaciones que llegan a este presente tan perturbado.

Hoy siento otra vez, el placer de comprobar la coherencia, la simbiosis total, la actualidad de mis dichos de ayer, con las certezas que proclamo hoy, que ahora les comparto mezclados en algunos pantallazos que no son otra cosa que testimonios de mis estados de ánimo para ayudarlos a procesar las dificultades que encontrarán, siempre agazapadas en sus escondites, para que nunca vayan a pensar que hemos pasado en vano por la existencia, y al margen de tan sagrada misión...

Ayer decíamos: "Cuando me informo sobre la colosal realidad cuántica que escapa a mi percepción, siento cada vez más acentuada mi propia pequeñez. Si antes la inmensidad del universo me abrumaba, ahora es la vasta e increíble pequeñez, quien me sorprende, con los avances del hombre sobre ese territorio sin igual en el que se manifiesta también, la inconmensurable ingeniería de la creación. Y se renueva en mí el eterno conflicto de mis búsquedas, de mis ignorancias, de la enorme distancia que mantengo con la Verdad, con lo esencial, por más que he procurado cultivarme para poder elevarme a lo largo de la vida... Apenas he llegado a una de las más elementales estaciones del conocimiento, lo que me permite ratificar desde la atalaya de mi humildad, el pesar que deben sentir los sabios cuando comprueban lo poco que saben y todo cuanto aún les falta indagar en el terreno de la investigación. Que esto vaya también sin ofensas, claro, para quienes se confunden creyendo que han cavado profundo en los vericuetos del conocimiento y con irresponsable facilismo proclaman con soberbia una sobrevaloración que no es procedente, porque los perturba al engañarse fácilmente. Al hombre se le exige el paso a paso, lo mismo que en la vida, puesto que siempre es preciso ir dándolos con la certeza de encontrar un punto de apoyo que debe conquistar. Después de todo, ¿quién es el hombre en el universo de sus búsquedas, para exigir nada y pedir revelaciones para empezar a creer sin ver, si antes no indaga cómo encauzar al menos su propia superación personal, objetivo intangible, imprescindible, testimonial, en lugar de andar ostentando poder y riquezas excesivas que siempre son materiales y por carecer de espiritualidad, traban su despertar...
¡Qué diferente sería este mundo que entre todos hemos hecho, repleto de sufrimientos, intolerancias, frustraciones, desapegos, descreimientos, miserias, en el que tantos están viviendo un calvario pero sin resurrección..., si nos propusiéramos transformarlo pero de verdad...!"

Y hoy seguimos sosteniendo: "No se permitan nunca,  Sofía, Lucca, y todos los que como ellos llegan a la vida, en ninguna circunstancia, quedar caídos y claudicantes. Quienes hemos andado por mis caminos, aprendimos a esquivar los tropiezos. Claro que hemos cometido errores al tropezar dos veces con la misma piedra por los tercos caprichos de nuestras debilidades. Pero también nos hemos levantado siempre, sacudiéndonos el polvo ,  e inmediatamente nos hemos propuesto caminar de nuevo... Y vaya que nos han quedado cicatrices visibles unas, y otras, que son las más dolorosas, ocultas por dentro..."

Y una sagrada misión, no busca nunca lucimientos vanos, ni trofeos, porque el más valioso está custodiado en la tranquilidad de la conciencia.



miércoles, 12 de julio de 2017

UN CANJE ABSURDO...

Nada ni nadie, podrá jamás torcer mi terca obstinación que me lleva a buscar la luz de la Verdad...

En tal propósito, soy como los árboles que absorben las nutrientes en lo profundo, pero buscan al sol que está en lo alto para su natural elevación...

De ese modo, la sabia se abre paso para que se plasme la maravilla de la vida manifestando su potencialidad, que en el caso del hombre, suele no ser utilizada siempre para beneficio de la especie y la riqueza del entorno en el que habita...

Cuánta insensatez, cuánto derroche, cuántas posibilidades desperdiciadas a cambio de tan poco, por esa torpe confusión de canjear los resplandores de la  verdadera vida, por las oscuras miserias que con tanta facilidad se cuelan congelando el universo de tantos seres, con las sombras contagiosas que han permitido se estacionara en sus almas...

Un canje absurdo que a algunos les va devorando la vida, por negarse la sublime ventura del amor, único pasaporte que permite el rumbo hacia la Verdad, cuya luminosidad es como el faro que evita todo posible naufragio...









































jueves, 6 de julio de 2017

HAY QUE EMANCIPARSE DE LOS BLOQUEOS...

(Del Capítulo I de mi novela: "OCULTOS EN LAS SOMBRAS")

Destaco conceptos sobre los que al compartirlos, ponen en evidencia diálogos que he mantenido con algunas personas, luego del acto de presentación. Apenas unos fragmentos, pero significativos sobre temas que los personajes han dialogado:

"- Sólo los mediocres retozan en el barro. Pero hay otros individuos, los encumbrados, los malvados vestidos de blanco, no se manchan con el lodo, aunque la mugre de sus miserias les envuelva el alma sin remedio... ¿Sabes por qué me duele decirlo de este modo tan duro? Porque soy un hombre de fe que no puede silenciar las barbaries de los que se refugian en los hoyos más oscuros de las sombras... Mi fe no llegó a mí como un don de temprana o inmediata trascendencia para mi vida. Provengo de una formación sin contenidos de fe religiosa, pero imantada de apuestas y testimonios esperanzadores para el hombre. Y tengo muy claro que no es el filtro de la razón lo que abre el corazón para ser iluminado por ella. A todos nos llaman de algún modo, aunque no todos respondemos de igual forma.

- Ahora comprendo más lo que ha querido decir, sobre "el mediocre transcurrir", y  las referencia que hizo sobre el tema de la fe.

- He conocido desde niño las marcas del sufrimiento. Luego la vida me llevó a presenciar insanías que sin duda me fueron desbloqueando interiormente, para emanciparme de mis trabas y alcanzar la aptitud necesaria para enfrentar las rudezas extremas de mi profesión, que un día me permitieron sentir el llamado irrenunciable de luchar contra la mediocridad de los que renuncian a una vida digna, y ofenden a sus semejantes con sus tremendos desvíos y omisiones.
Pero jamás perdí la perspectiva de mi humanismo inalterable, ni siquiera cuando tuve que enfrentar a los asesinos más despiadados...
En definitiva, la mediocridad no es chicha ni limonada, es penumbra peligrosa y manejable, fácilmente arrastrada hacia la deriva y por ello, siempre encalla en los naufragios. Es negación del bien, es cómoda, prescindente, no se involucra con nada, es bienmandada, no tiene escrúpulos, se vende por treinta dineros, al servicio del mal...
Además, tener fe no significa que tengamos el patrimonio de la Verdad, como para excluir ni desmerecer a quien no ofrece su aceptación a ese don. La historia del hombre está repleta de ejemplares, y justos que no han hecho alianzas con la fe, e igualmente se han ganado el cielo. Escrutar en las entrañas de cada uno, en aras de la dignidad de la existencia, de eso se trata. Y eso, se resuelve en la intimidad de la conciencia, en el corazón y en la razón de cada individuo, respetando su libertad..."

En definitiva, hay que emanciparse de los bloqueos interiores, para cavar las trincheras del amor...








martes, 4 de julio de 2017

NO ES ADMISIBLE VIVIR, NUESTRA PROPIA MUERTE...

Todavía estoy procesando los ecos que me sacudieron por dentro, en oportunidad de presentar mi última novela publicada el pasado 19/5/2017:"OCULTOS EN LAS SOMBRAS"(Chiado Editorial).

Las expresiones vertidas en ese encuentro sobre la obra y mi persona, pronunciadas por el Alcalde don Pedro Valdominos al iniciar el acto, por el académico de la Real Academia Española don José María Merino al presentar la novela, y por el sello editorial que me respalda, que desde la mesa donde me acompañaron expresaron conceptos inesperados para mí en sus contenidos, perturbando la sencilla humildad de mi ser, y llenándome de muy sentidas emociones.

Les brindo ellos, a todos los que me honraron con su presencia, a mi hijo que me sorprendió con la carta que se leyó al finalizar del acto y a la familia que me acompañó, mi profundo agradecimiento y la reciprocidad que me sale del alma, por tanto calor, tantos apoyos, para quien no hace otra cosa que luchar incesantemente como puede, por un despertar individual y colectivo, imprescindible para que no nos sigan ahuyentando las esperanzas...  

Personificado en algunos de los personajes (mezcla de realidades y pincelazos de ficción), a quienes les hice decir certezas que han acompañado mi transcurrir, comparto hoy algunos fragmentos del Prólogo, pensando en aquellos que están en la distancia que me honran acompañándome como seguidores unos, y los más con comentarios que todavía me aferran más a los propósitos irrenunciables que han guiado mi caminar y que he plasmado en mi producción escrita.

Uno de los tertulianos sostenía:

"Formo parte de un reducido grupo de amigos a quienes nos duele el mundo en este presente, más aún al comprobar de qué modo claudicamos, cómo sucumbimos y nos rendimos sin luchar ante las trampas que nos tienden quienes viven "ocultos en las sombras..."

He pasado la vida cerca de muchos miserables, pisándoles los talones y soplándoles en la nuca.

Y no hay que creer que solamente pueden ser calificados así quienes han robado, violado, asesinado o secuestrado.

Hay también otros ejemplares de la especie que cometen o han sido culpables de incalificables barbaridades, que se visten de blanco, pero tienen el alma negra...

Conocedores profundos de las fragilidades de nuestra naturaleza humana, saben muy bien cómo atraer a los desprevenidos hacia sus redes pobladas de engaños. Venden fácilmente la píldora de la evasión y de la falsa"felicidad", facilitando a los incautos el ingreso al abandono, a la placidez que encuentran en el silencio de las sombras, apartándolos del resplandor donde reina la prudencia y la razón.

Hagámosles frente y detengamos entonces las declinaciones que impiden al hombre, ser libre y sin esclavitudes.

Sacudámonos por dentro para descargar las metástasis que se nos han adherido y que nos van provocando el sangrado del doloroso "sidasocial" por el que se nos va la vida...

Propiciemos una transformación salvadora de nosotros mismos, comenzando por reconocer que muchos estamos enfermos, contagiados, debilitados, al punto de estar viviendo poco a poco nuestra propia muerte".


sábado, 1 de julio de 2017

EL ESCÁNDALO NO PUEDE SER "ORGULLO"...

Antes que nada, aclaro que cada quien tiene el derecho de vivir y adoptar los hábitos o comportamientos sexuales que sienta y desee, en aras de su libre albedrío.

Pero pienso que se legitiman totalmente cuando se expresan en la intimidad, sin tener necesidad de manifestarlos en forma escandalosa y exagerada, hiriendo la dignidad de la especie...

Porque se debe proteger y respetar la naturaleza individual, enalteciendo la intimidad, defenderla incluso sin exponerla al expolio de terceros y vivirla como debe ser, dignamente, con la grandeza de saber procesar las etapas difíciles y muy duras de la incomprensión, de las intolerancias, de la transición personal y singular de cada quien hasta definir su universo corporal y sexual, sin que los de afuera intervengan en ninguna de las etapas de sus vidas...

La preocupación que siento no es por mí, puesto que en el largo vivir aprendí a endurecer mi propia coraza para que no me entren ni las balas, y mucho menos todavía, los dardos conceptuales hirientes que intenten descalificar los míos, puesto que me he aferrado a forjarlos a fuego desde temprana edad... , y hasta me he preparado para esquivarlos, siempre respetando los límites y a mis semejantes.

Quienes en realidad me preocupan son quienes vienen detrás, porque las manifestaciones  de algunos de los que para mí expresan su "orgullo", no brindan testimonios ni modelos constructivos a seguir, sino el "cambalache" hiriente de una declinación de los valores, cuando las actitudes claudican ante el descalabro incomprensible de una confusión generalizada que deja a un lado lo esencial (el derecho de cada quien de vivir y adoptar los hábitos que desee para su vida y que en la intimidad pueden legítimamente conservar), al canjearlo por la grosería exterior de una desfachatez (en su imagen y sus gestos) innecesaria y perniciosa, que hiere sensibilidades, y nada bueno le brinda a quienes son las esperanzas de un mañana mejor, que les observa el rumbo confuso, frívolo, sin ningún modelo a imitar para conquistar un destino, arriesgando con sus excesos la libertad que pierden para liberarse de los barrotes de su propia y errática esclavitud..., porque llegar al escándalo como lo muestran algunos, no puede ser "orgullo"...

Para defender la naturaleza de su inclinación sexual, sean lesbianas, gay, o transexuales, no es necesario llegar a la exageración, del mismo modo que quienes no son tales, lo hacen viviendo la sencillez de lo que son sin el apremio de manifestarse en forma pública con posturas colectivas que su naturaleza no les demanda...

Sin embargo, y lo lamentamos,  los participantes del "orgullo" tienen espacios en los medios de comunicación, son noticia, mueven el consumo, le dan oxígeno al mercado, abren las rendijas donde se cuelan sus reclamos, más allá de que no brillen tanto sus antorchas, ante otra realidad que azorada contempla cómo se acrecientan los desvíos y se apartan de la sencillez que debería ser irrenunciable rectora cuando de defender los derechos se trate, sin tantos aspavientos exagerados y por ello, inconducentes..., cuando hasta conquistas legales y por tanto jurídicas han logrado por el reconocimiento de sus hábitos que no se les niega...

Entonces, a no exagerar, a no poner en riesgo el respeto por los límites, y a no confundir a los que no piensan ni viven como ellos, que también tienen sus derechos, y no los pueden aturdir con sus excesos y en algún caso, con posturas imprudentes y desaconsejables...








domingo, 25 de junio de 2017

UN RECLAMO DEL ALMA

Ayer, la televisión española difundió en su programa mañanero, desde un pueblo de España,  la misa dominical dedicada primordialmente a enfermos y personas que no pueden presenciarla, oficiada por el obispo de una  de sus Diócesis.

Y hoy, meditando aspectos vividos con serena reflexión, siento la necesidad de compartir por este medio algunos comentarios, no sin antes rescatar la primordial Verdad de haberme encontrado una vez más, con el Señor, imán que guía mis pasos hacia mi soñado destino...

¿Cómo hubiera encarado nuestro Señor Jesucristo en la hipótesis de ser ÉL, quien tuviera el privilegio de expresarse para una audiencia de tan vasto alcance?

Este presente del mundo sugiere y al mismo tiempo exige, que quienes tienen la dignidad de dirigirse a las ovejas de los rebaños que custodian, con el inmenso privilegio de tener un micrófono disponible y una difusión masiva de sus palabras, lo hagan aprovechando el imprescindible mensaje de esperanza, que va mucho más allá de "no tener miedo", que siendo una certeza para luchar por ella, precisa más vastedad conceptual, más sensibilidad por y para los que padecen el terrible martirio de la subestimación y los olvidos a los que son condenados, haciéndolo desde la sencillez, con el coraje de acercarse más a ellos, bajando al llano, haciendo el camino que ellos transitan, ofreciendo su disponibilidad para escuchar sus reclamos, gastando sandalias para ir en busca del dolor de los que más sufren, demostrando que los pueden interpelar, como me siendo yo interpelado, y hasta avergonzado por muchas de las endemias que oprimen a nuestros semejantes...

Y esa tarea emergente de la alta dignidad que poseen, de la ejemplariedad que deben demostrar, se tiene que ejecutar en ritmos cotidianos, golpeando las puertas de los enfermos y necesitados, sintiendo el dolor de los que sufren, erigiéndose en tribuna para quienes no tienen voz, sacudiendo la modorra de los que ya no luchan más, respaldando de manera integral a los sacerdotes que lo secundan, olvidándose de sí mismos, dejando a un lado el desvío de no escuchar a los demás por aferrarse a apariciones circunstanciales, notorias y puntuales, para expresar en ellas sus propios y conocidos planteos, sin sumarse a la tarea esencial de su apoyo concreto para la salvación de su pueblo, conduciéndolo  hacia el despertar en el amor esperanzador..., trincheras que suelen abandonarse cuando se confunden con el pedestal de la dignidad que en mi concepto, no se honra como es debido...

Lo reitero aquí, porque ya se lo he expresado  por escrito, en carta que nunca tuvo respuesta, y que no es el motivo que me inspira en este aporte, que quede claro.

A mí, ayer me transmitió algunos conceptos con los que estoy de acuerdo, pero no me dijo mucho más. Y estoy convencido de que nuestro Señor Jesucristo en su lugar, me hubiera sacudido el alma para intentar desde su sencillez sin oropeles, un despertar en el que pudiera dar renovadas respuestas a la crisis de fe que nos rodea y nos envuelve un día sí y otro también, con las caprichosas insensateces del hombre y las esclavitudes con las que nos van ahogando y manipulando para no dejarnos pensar...

Cada uno sabe cómo llevar adelante sus propósitos, pero no podemos permitirnos omitir la perspectiva de que nos están mirando quienes vienen detrás, y eso para mí es de vital importancia, porque lo que sembremos en este presente para ellos, serán los surcos para las cosechas de su mañana, para que se resistan a no acepten ser un producto más en la cultura del mercado y del descarte como se lo propone la globalización que nos llena de sombras...

Yo al menos, no me permito ser cómplice de semejante oscurantismo..., ni pasar en vano por la existencia.

jueves, 22 de junio de 2017

UN ENDEBLE PEDESTAL...

Jamás he pretendido un acto de figuración, que mi naturaleza rechaza.
Desde temprana edad lo supe todo sobre esa falsedad, sobre esa trampa de las apariencias en la que tantos semejantes caen, para sumar a sus vidas una esclavitud más...

Allá quienes sufren esa endemia que les va carcomiendo por dentro, y les reclama con insistente presión, la continuidad de una mentira para luego mentir todo aquello que no logran con legitimidad.

Se niegan el supremo encanto de vencerse, de dejar a un lado los frenos que les impiden levantar vuelo y soñar..., soñar para que en cada amanecer un nuevo desafío los convoque, sin simulaciones ni disfraces, puedan sacudir sus alas y no negarse la elevación donde están los resplandores que los pueden guiar a la conquista de un destino...

Y en las sombras, no encontrarán la libertad para levantar vuelo..., porque la figuración, vivir prisioneros de las apariencias los termina aplastando en su propia mediocridad...








viernes, 16 de junio de 2017

DÁNDOLE SENTIDO A MIS SUEÑOS...

En el largo vivir se aprende, si uno no se aferra caprichosamente a los obstáculos que entorpecen el despertar interior...

Ya lo ratificaba en la novela que comencé a escribir el 2/4/2009 y fue publicada en el año 2012: "UN OSCURO PERFIL..." (Chiado Editorial), donde registraba en sus renglones finales:

"Seguramente continuaré entonces hurgando en esta realidad para darle sentido a mis sueños, pues estamos de paso en esta vida, en la que apenas alcanzamos la dimensión de un intento...

Y lo haré del único modo que considero posible, paso a paso aproximándome.

Aprendí a descubrir desde muy joven, que las ideas no se venden, ni se encierran entre rejas, ni se ahuyentan con golpes, ni con latigazos en el lomo, ni tampoco con bombardeos, o gritos destemplados dictatoriales, como no es posible apagarlas con abrazos fingidos, ni con los fallidos propósitos de aspirantes a profetas que inventan falsos dioses de barro, explotando la ignorancia..."

Allí me propuse apartarme y refugiarme en la soledad "para respirar un aire nuevo, menos viciado, mientras tomo distancia de ruidos innecesarios para dialogar más profundamente con los silencios (que suelen estar poblados de murmullos), propiciando que la memoria se agigante y se abra paso en los renglones vacíos...", y de ese modo expresar el coraje de no tener miedo "al abordar desafíos que procuren configurar un nuevo milagro divino en el hombre nuevo, porque el hombre viejo nos tiene hartos de oscurecerlo con sus caprichos, usando a su antojo la libertad de su albedrío hecho libertinaje..."