viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Qué horror...!

Claro que no me endormezco en los fatalismos de este presente tan brutal.
Justamente para evitarlos, para combatirlos en lo que esté a mi alcance, es que esta vez deseo detenerme, aunque sea por un instante, en las burdas mentiras que nos quieren hacer creer, quienes vivien aferrados a los miasmas de sus propias miserias.
Hacen cualquier cosa con tal de aferrarse al poder y al dinero con actitudes aberrantes, esos señores del sistema financiero y político sin moral a quienes poco o nada les importa el hombre común, el ser de a pie, la gente de la calle, los más que son los que a mí más me importan.
¡Qué horror...! Qué desvergüenza, que hipocresía, porque esos sí siembran un terrorismo descalificante, abrazados al mercado, a enturbiar las aguas, a sembrar el desconcierto para que después, borrando con el codo lo que han afirmado, terminan recibiendo órdenes del sistema, de los más poderosos, cuando vivieron prisioneros de sus propios dogmas, para terminar en esclavos de sus propias palabras, mintiendo, siempre mintiendo y fingiendo.
Efluvios con muy mal olor, miserias, mentiras, miasmas inconfundibles, pero no todos somos tontos para creer en sus falsos discursos, y darles la espalda así sin más para que nos apuñalen de atrás...
Por ahora eso. No es fecha para tantas oscuridades, sino para sembrar en lo que podamos, un poco de despertar en los adormecidos, a quienes se les quiere mantener así, que es lo que más les conviene a los que apuestan por el oscurantismo mental para que no los descubran.
Para ser realmente "libres" hay que cultivarse y luchar, jamás claudicar...

jueves, 23 de diciembre de 2010

Esas sí son malas palabras...

Hay veces que uno emplea términos en un momento de enojo que son considerados "malas palabras".
Pero pensándolo bien, "malas palabras" son: guerra, pobreza, traición, desesperanza, engaño, corrupción, materialismo salvaje, mercaderes de la muerte, soberbia, y tantas otras más de las que son víctimas tantos pueblos de la tierra.
Hoy más que nunca, escudados en la grave crisis internacional, muchos omiten que ella no es sólo económica, sino moral, provocada por las malas conducciones de los pueblos, por las ambiciones más despiadadas, por la insensata usura del sistema financiero, por los imperios del "poder" y del "tener" que arremeten con furia arrasadora indiferentes al sufrimiento y al despojo de los más, y de los mas necesitados...

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Para reafirmar mi determinación...

Luego de una ausencia de varios meses, vuelvo hoy a este registro en el que desde hace un tiempo vengo volcando, como una alternativa más de comunicación y diálogo, mis sentimientos más hondos.

Más allá de mis libros en los que puse mi alma al desnudo, este medio lo concebí para no guardarme nada. Es decir, sintiendo el secreto encanto de expresarme y dialogar con quienes lo entendieran posible aún en la discrepancia.
Pero tuve que silenciarlo al silenciarme por varios meses, a partir de una caída desde la escalera interior de nuestra nueva vivienda en España, con el resultado de una triple quebradura del brazo izquierdo, una intervención quirúrgica y dos placas con cinco tornillos que me están acompañando en mi recuperación hasta ahora con normalidad.
No me quejo, jamás lo he hecho. Nunca pierdo tiempo ni mirando ni pensando hacia atrás. Soy de los que solamente conciben ir hacia adelante. Y para reafirmar mi determinación, estoy otra vez en la brecha, o haciendo huella en algún camino que se hace siempre con nuestro andar...
Lo mío fue un accidente, o poco más que eso. O mejor dicho, apenas eso. Otros sufren mucho, pero mucho más que yo y soportan quebrantos durante toda su vida. Así que siempre estaré dispuesto a remangarme o remar mar adentro que es más o menos la misma cosa, buscando superarme, multiplicándome...
Desde ahora en adelante, intercalaré citas de mis libros con intervenciones que me permitan no alejarme de los hechos cotidianos que se sucedan donde sea, en mi tierra, en España, en Europa, en el mundo..., como forma de abrir las ideas y oxigenarlas, al considerarlo imprescindible en este presente tan confuso y tan absurdo que nos toca vivir.

martes, 15 de junio de 2010

¿Epílogo?

de: "Los murmullos del silencio..."

Esta vez en los pantallazos de mis libros en este blog, empezaré por el final.

Uno jamás culmina nada.

Todo es un aporte, un grano más para el inmenso desierto, un sencillo y humilde intento de recomenzar otra vez.
Esa convicción ha vivido conmigo y sin fatigas, acompañando mi largo y esforzado caminar.
Me he referido en diversos títulos a muchas historias no olvidadas, acá y allá, me ocupé de ellas por donde me llevó la vida cruzando fronteras...
No existen los epílogos ni los fines, son meros anuncios formales que yo también utilizo, con la única intención de marcar etapas. Sólo por eso, puesto que son las que nos van aproximando a la meta.
Para mí lo esencial es partir, arrancar, amanecer con otro intento por delante. para poder encarar la sagrada misión con la que vivo comprometido e involucrado.
No hay fines ni epílogos . Hay sí, energías que se renuevan, en transformación signada por la naturaleza cósmica de la que somos parte, como mera fracción de lo inconmensurable.
Como no lo sabemos bien, lo llamamos caos.
Como no somos capaces, todavía, de entender a fondo la expansión constante, la denominamos, infinito.
Como no tenemos una explicación para el "principio" que pase por el tamiz de la razón, le adjudicamos el concepto de explosión universal.
Como somos, en general, soberbios y autosuficientes, no nos detenemos en lo que tantos designan como tonterías de la fe...
Si no lo veo no lo creo, y si creo sin ver, soy un iluso que no considera la realidad.
Y bueno, yo divulgo la verdad que se coló en mi corazón que no le pidió permiso a mi razón para reservarle lugar privilegiado en mi ser.
Soy un medio empecinado, un mensajero, un obrero del amor que le ordena a su mente que tiene prohibido cansarse y quejarse, que me esfuerzo en compartir lo que siente mi corazón...
....

domingo, 6 de junio de 2010

Me lanzo mar adentro...

de: "Los murmullos del silencio..."

He observado detenidamente lo que está a mi alcance del universo que nos rodea, y lo siento bullir con un sentido multitudinario de caos, que me impulsa a la búsqueda de una verdad necesaria entre los hombres, en este presente que me ha tocado vivir.
Necesito la captura específica de la trama, y confiado nuevamente me lanzo "mar adentro", sin tenerle miedo a las turbulencias ni a los que se cobijan en ellas...
Tengo el derecho a intentarlo. Aprendí a nadar también en las aguas turbias, y además , como estoy curtido por las intemperies a las que me expuse, más de una vez tuve que rescatarme de eventuales naufragios.

sábado, 5 de junio de 2010

Los murmullos del silencio...

En treinta y tres días escribí una nueva novela a la que le puse por título: "Los murmullos del silencio..."
Fue un torrente que si no lo liberaba, me desbordaba.
Se lo dediqué a mis herederos, a quienes no les dejo cosas materiales de gran valor.
Les dejo los que para mí son aquellos intangibles, valores que valen mucho, pero mucho más...
Eso justifica para mí, mi paso por la vida.
Nunca fui amigo de la actitud silente, cuando el cotidiano acontecer me sacudió o me comprometió y tuve que actuar o expresarme.
Una vez más, con ese intento, me involucré desde el taller de mi alma...
Iré compartiendo en este blog sus contenidos, como lo hago con otros títulos, con pantallazos en donde me referiré a este presente tan vilipendiado...

domingo, 16 de mayo de 2010

Es una quimera de la que no voy a renunciar...

de:"Vers l´espoir..." (Hacia la esperanza...)"

-Es así. Volar es una quimera de la que no voy a renunciar, porque está implícita en ello la elevación, Enio, a la que tanto te refieres y con sobrada razón.
Hay que desplegar las alas desde el nido, y animarse al gran salto de la existencia...
-De lo contrario no tendría sentido vivir, Gerardo, porque quienes no lo hagan serán esclavos de la dependencia que está a un paso de la claudicación, serán motivo de lástima para los demás, y en tantos casos, los pasarán por arriba cuando los vean en estado mendicante en medio de las miserias, humillados, por el abandono que le han hecho a las esperanzas. Es imprescindible luchar, no quebrarse, desafiándose constantemente.

Un déficil cultural y moral inmenso...

Algunos planteos que recibo vía correo electrónico, me llevan otra vez a temas en los que me he reiterado.
En el presente perturbado de este mundo al revés, endeudado, hipotecado, en el que la corrupción lo ha manchado, no sólo reina el desconcierto por la inmensa deuda externa de la que todos nos tendremos que hacer cargo, sino que hay también, un significativo déficit cultural y moral.
La identidad singular de cada terruño está herida de muerte, la han invadido atropelladamante, y está prisionera del desvarío. No la hemos afianzado, todo lo contrario, copiamos y lo hacemos mal, adoptando absurdas posturas que nos vienen de afuera, con hábitos extraños, con jeroglíficos inentendibles, creyendo que de ese modo hacen uso de la libertad emancipándose, porque algunos crean que les hemos dejado un pesado lastre hipócrita.
¡Qué sencillo les resulta creer que son dueños de la verdad, para justificar sus fracasos y conductas que en todo tiempo han sido y son incomprensibles!

viernes, 30 de abril de 2010

No vivo en el ayer, pero no lo olvido...

Siempre he criticado a quienes pierden la memoria. No porque tengan la mente enferma, se les ha enfermado el alma; les conviene olvidarse desde dónde vienen, para que no les descubran hacia dónde van...
No vivo en el ayer, pero no cometo la insensatez de olvidarlo.
Justamente por ello, entre otra razones, es que no comprendo ni comparto muchas cosas de este presente que ensombrecen la vida del hombre...
Y no estoy dispuesto a silenciarlo, le daré pelea a todo aquello que ponga en riesgo a la libertad, que es cuando se pisotea la dignidad de los seres, y no sólo por las dictaduras.
Hay otros infames atropellos enmascarados en hipócritas vilezas por las que tantos claudican para que otros se enriquezcan con su declinación.

jueves, 15 de abril de 2010

Para extirpar los males...

Los pantallazos de mis libros continuarán intercalándose en este blog en el futuro, con opiniones que iré ofreciendo para no apartarme justamente del acontecer que cada día nos convoca.
Hay una parte de la realidad que está enferma. Es necesario aguijonearla, mejor dicho, anestesiarla para poder practicar una cirujía a fondo para extirpar sus males...
Al vivir identificados con el amor, no podemos admitir una postura que eluda el compromiso sagrado de bregar por la verdad y para ello, es preciso confirmar en cada aurora nuestra disposición a enfrentar resueltos, todo aspecto que atente contra la dignidad de los hombres.
En la medida que podamos, todos podemos ser cirujanos que reconozcan en los tejidos sociales, las células enfermas, las metástasis que no deberían expandirse porque están en serios riesgos nuestros hijos y nietos y todos los que llegan a la vida en este mundo enfermo...

jueves, 8 de abril de 2010

Hacia horizontes nuevos, pero sin actitud suplicante...

de: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")

-Pero ten en cuenta que han existido innumerables acuerdos de refinanciación...

-Sí, misiones negociadoras sin grandeza, que le decían sí y amén a cuanto les planteaban los acreedores externos, que en sus "cartas de intención" flechaban el diálogo que no era tal, nada negociador, suplicante por parte de los países endeudados del sur, porque nadie se animó a sostener (con coraje) que no estaba dispuesto a pagar al precio vil de la necesidad, ni con el continuo despojo a su gente, que era negarle el bienestar para que en él vivieran dignamente y los jóvenes pudieran proyectar sus vidas sin tener que emigrar buscando horizontes nuevos, en aras de sus legítimos esperanzas...

Traficaron con una inmensa masa monetaria...

de: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")

...
-No sé qué idea tienen ustedes desde la distancia. Pero en general la deuda externa latianoamericana ha sido mal otorgada. En la época de las vacas gordas de la situación financiera, poco menos que se traficaba con una inmensa masa financiera de fácil acceso, con tasas de servicios accesibles, con financiación a largo plazo, se le otorgaron créditos a dictaduras, a países sin una verdadera capacidad de pago y sin planes concretos de desarrollo, que asumían compromisos postergando la dignidad de su gente y al final, Enio, terminan pagando las democracias una vez restauradas.
No deseo confundirte, pero cómo es posible generar resultados positivos, cuando no hay inversión, cuando se carece de programas para el crecimiento sostenido, sin paz social, si ni siquiera sabíamos qué país deseábamos tener o a qué destino llegar.
Eran paliativos, como se dice vulgarmente "tirar la pelota para adelante", que el que venga después lo arregle y en esas marañas de la incertidumbre, llegaron las nuevas generaciones ya endeudadas, porque los viejos no han entendido nada o poco sobre lo que estaba ocurriendo y los jóvenes que lo percibieron, formaron parte de la diápora que se fue hacia el primer mundo y muchos de ellos hacia España, país que los convocaba por su situación (que no es la actual), por su origen, por su lengua...

domingo, 28 de marzo de 2010

Es nuestra vergüenza...

de :"Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza..."
...
Concebimos esa postura desde un ángulo más meditado, más transpirado, al haber intentado profundizar sobre un tema tan arduo del que fuimos (y somos) protagonistas y testigos contemporáneos que no nos cegamos con apariencias para aproximarnos a una verdad a la que se llega por diversos caminos, sin flechar conceptos, ni cerrarnos a un análisis viciado de banderías políticas, como tampoco apelar al enciclopedismo conceptual de los técnicos que pocas veces son entendidos por sus pueblos.
La gente del llano no entiende por lo general de estadísticas, ni de índices económicos o macroeconómicos, no sabe mucho de los desequilibrios presupuestales, ni de la presión de los endeudamientos externos ni de sus perfiles de pago, ni del PBI, ni de los indicadores del riesgo y de solvencia, ni de las pautas del miedo..., pero en realidad tienen miedo, incertidumbres, desconfianzas, sospechas, porque siempre son los pueblos los que pagan el alto costo de las crisis, con esos ajustes que les ajustan los cinturones que los oprimen cada vez más y en forma directa con el hambre que en el mundo es nuestra vergüenza...

lunes, 22 de marzo de 2010

¿Les cuenta tanto la solidaridad...?

Interrumpo hoy el registro de los pantallazos que vengo haciendo de lo hecho, de los libros que han acompañado mi vida en más de treinta años, para referirme a mi extrañeza sobre un hecho que parece ser incomprensible.
Se aprobó una reforma sanitaria en los Estados Unidos, peleada, muy peleada, negociada. No es seguramente la que propuso y deseaba el Presidente Obama, pero es un paso fundamental para un pueblo y una cultura muy diferente a nuestro modo de ver y pensar.
Lo incomprensible es que les resulte tan fácil levantar la mano y votar afirmativamente para aprobar guerras injustas, y les sea tan dificultoso hacerlo para aprobar la solidaridad...
Yo sé que la solidaridad tiene un enorme costo en ese caso, pero, ¿acaso las guerras no lo tienen?
Tienen derecho a pensar y a votar lo que entiendan más acorde a su moral y a su cultura. Pero hay valores esenciales y diferencias sustanciales entre la vida y la muerte que no debo ni puedo silenciar, y lo sostengo con respeto hacia ese pueblo y esa poderosa nación que a veces no comprendo y por supuesto, no comparto.

sábado, 20 de marzo de 2010

Esto es indignante...

De: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")

-Otra cosa que no deberíamos silenciar, Enio, y que para mí es un dato más que alarmante, tiene relación con los que se benefician de las crisis, me refiero a la crisis financiera internacional. " Los principales Bancos ya han publicado beneficios cuantiosos con el Goldman Sachs a la cabeza y este "milagro" es fruto de los ahorros de la gente repartidos por los diversos Bancos Centrales, y qué casualidad, entre los ganadores de la crisis crediticia está precisamente la FED con un beneficio publicado de 14.000 millones de dólares en los dos últimos años, logrado sobre el dinero prestado a los Bancos deficitarios".
-Esto es indignante, Tomás, la gente se sigue muriendo de hambre y estos señores feudales se frotan las manos con las crisis. Esa es una enorme masa dineraria que no termina en las arcas del tesoro, sino que se reparte como dividendos seguramente entre sus socios. ¡Qué mezquino es todo, qué insensibilidad, qué descaro...!
Y esto lo debe saber muy bien Obama, no lo dudes, y ojalá que lo pueda utilizar para el bien de su gente, de sus reformas proyectadas, de las crisis enquistadas en esa poderosa economía que nunca hubiéramos imaginado que llegaría a tales extremos.
-Esas son las verdades en cuya divulgación nos debemos sumar los que poseemos alguna información, y no nos tragamos las diversas píldoras con las que nos mienten y nos manipulan. Allí está el rol que deberíamos cumplir los que no nos vendemos, los que nos arrodillamos ante e altar de la verdad, a veces oculta, escondida detrás de disfraces de la gran simulación con la que nos pretenden engañar.

jueves, 4 de marzo de 2010

No me doblego ante los cimbronazos del miedo...

de: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")

-¿Te refieres a cuando hablé de las dictaduras? Porque no son otra cosa, los que pregonan la política del miedo.
-Exactamente, y me molestó mucho que te sugirieran silencio y te ocuparas de los temas de tu profesión, pretendiendo amordazarte e intimidarte, sin saber que no lo lograrían porque no te conocían...
-Eso me tiene sin cuidado, a mí poco me importan, Tomás, lo que puedan pensar los que sí viven encasillados, los que se valen del sarcasmo, los que han vendido sus almas a los diablos que los tienen encadenados, o los que se creen que el dinero y el poder son los testimonios mayores del éxito. Pobres..., confundidos viven y así actúan y los veo y no me achican, no me doblego ante los cimbronazos del miedo del que tantos son prisioneros porque los amordaza...

domingo, 14 de febrero de 2010

Dándole voz a los que sumen en el silencio...

De: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")

-Es así, de algún modo lo intentamos al luchar por la dignidad del hombre, alzando la voz contra la violencia, contra las injusticias, contra las prepotencias, dándoles voz a los que se sumen en el silencio, acobardados ante tantas malditas desigualdades...
-Te digo, Enio, estoy harto y tantas veces hetenido que repetirme por ello en mis libros porque siento que me sigue golpeando la cruda realidad de tantas cosas que no acepto y no debo silenciar, al menos denunciándolos creo que cumplo un rol, contribuyendo al despertar de la gente ante tantas adversidades, tantas injusticias, tantos pueblos castigados infamemente, sin oportunidades, hambrientos, olvidados...

martes, 9 de febrero de 2010

Siempre en contacto con el llano...

De: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")
-Mira, Enio, eso me confirma una vez más, que si se nos ha dotado de una dosis intelectual generosa, tenemos la obligación de estar siempre en contacto con el llano, al nivel de los pueblos, para explicarles a nuestros semejantes esta cruda realidad que nos toca vivir, sin matices políticos interesados que suelen estar inyectados de manipulación y electoralismo.
Ese debería ser uno de nuestros roles comprometidos.
No hay que cambiar las cosas de su lugar esencial, la gente, los más, son lo primero.

Sin complicidad con los atropellos...

De: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")

...Primero están mis convicciones, lo que han pagado con tremendos sacrificios mis antecesores, el sufrimiento de tanta gente postergada.

Y si los que tenemos la seguridad en la firmeza de una verdad, con el coraje de intentarlo, no podemos ni debemos refugiarnos en una prescindencia que al final es una complicidad con los atropellos...

sábado, 6 de febrero de 2010

Ponerle coto a tan salvaje maldad...

De: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")
- Y todavía me has comentado-intervino Eva-, que hay en esas condiciones millones de personas explotadas como esclavos, en servidumbres por deudas, la mayoría en Asia, en el Pacífico, y ni qué hablar en el continente africano.
-Sí- dijo Enio-, africanos negros hijos de esclavos capturados por los moros en Mauritania, Níger, Chad y Sudán, árabes bereberes que dieron su nombre al país y todavía lo dominan, que se consideran dueños de sus vidas, salvajemente explotados, que deben pedir permiso para todo, hasta para casarse y tienen que aceptar que sus hijos puedan ser regalados, que trabajan sin salario en lo que sea y las mujeres, las que más trabajan, las más explotadas, son también golpeadas y violadas cuando se les antoja...
-La esclavitud como has dicho- agregó Eva-, no sólo es una cosa terrible del pasado, está ocurriendo hoy y ante ello, no veo que los gobiernos, que los G 20 ni nadie, hagan algo por impedirlo, por ponerle coto a tan salvaje maldad.
-...De lo contrario, no sé que será de esas nuevas generaciones. Pero al menos yo no me cruzaré de brazos ni me silenciaré.
Muchos silencios les han facilitado a tantos apoderarse de vidas ajenas, que al menos conmigo no tendrán a su disposición esa complicidad...

martes, 2 de febrero de 2010

Traficantes y mercaderes miserables...

De: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")

-Volviendo al tema de la esclavitud-expresó Enio-, hoy leí algo sobre ello que nos afecta desde antiguo, sobre mujeres trabajando como esclavas hasta la extenuación en la recolección de arroz, mujeres en las minas, castigadas por permitirse una pausa, obligadas a servicios sexuales por sus cobrardes explotadores, y también, sobre los 218 millones de niños trabajantdo en el mundo, hambrientos, sin colegio, con su niñez ignorada salvajemente en manos de traficantes y mercaderes- y les comentó algo más de lo que había leído:
"Nací siendo esclavo. Mi padre estaba endeudado con el dueño de una mina y se forzaba a toda la familia a trabajar dieciséis horas diarias con poca comida y bebiendo agua de los charcos que formaba la lluvia"- y esto ocurría a cuarenta kilómetros de Nueva Delhi, la capital de la India, y por una deuda miserable de € 300.-

lunes, 1 de febrero de 2010

Conductas letales para la humanidad...

de: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")
Hoy están ocurriendo cosas terribles en este mundo enfermo.
¿O no es casi un genocidio lo que ocurre ante los olvidos que presencian indiferentes el exterminio de millones de personas hambrientas en el mundo, mientras los gobiernos salen apresurados al salvataje del sistema financiero, de los poderosos como siempre, en este tiempo de crisis global por la insensatez de no preverla?
Es una verdad por la que siempre hemos intentado, también, poner nuestro granito de arena para clarificar esas conductas letales para la humanidad...

Peregrinando una proclama...

de: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...")
Para defendernos del poder con sus diferentes ropajes, de la saña de su insensiblidad.
Recorremos semejantes senderos peregrinando una proclama, cada uno a su modo, pero portadores de una llama de esperanza por el hombre, por los que no tienen voz, por los seres sin luz en este presente que los cubre de sombras, a muchos por las injusticias y los olvidos, y a otros porque allí cobijan su maldad, puesto que nunca se acercan a la claridad para no ser descubiertos.
Se ocultan, viven embarrados en el mal para explotar impúnemente a las víctimas de sus barbaries.
Son los que se esconden detrás de las democracias formales, de las democracias feudatarias, ¡qué hipocresía!, porque se aprovechan de ellas y no hacen más que traicionarlas al imponer sus afrentas.
Son los poderosos, los que poseen las mayores riquezas, los que despojan a los pobres para ser cada vez más ricos, los usureros de siempre y sus cómplices, dado que nunca actúan en soledad.
Son los Maddoff que aún andan por ahí propiciando estafas financieras haciéndoles trampas a los excesivamente ambiciosos y nada inocentes, que ponen por delante el dinero por sobre todas las cosas.
Son los poderosos que están detrás del poder, o delante de él, para llevar adelante los conflictos, las guerras, las ventas de armamentos con sus mercaderes sembrando la muerte por zonas conflictivas.
Son también los dueño de los medios de información, para manipular sus mentiras que no todos las creemos...

jueves, 21 de enero de 2010

No se amolden al tiempo presente...

Me aparto hoy de los pantallazos que he venido registrando de uno de mis libros:"Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza...") para referirme a la publicación en Montevideo-Uruguay, de la Tesis con la que el sacerdote y amigo Paul Dabezíes Antía logró su Doctorado en Teología, a la que tituló:"No se amolden al tiempo presente"
Con este más que sugestivo título, que me place difundir y recomendar su lectura, figura su indiscutivo y extensísimo trabajo como resultado de una profunda investigación, no sólo sobre la opinión y conducta de los Obispos en períodos determinados en el Uruguay, sino también de un incuestionable valor histórico abordando con sencillez, sensibilidad y coraje, los años duros de la dictadura militar, sin apartarse un ápice de los valores cristianos y morales sobre los aspectos en los que se pronunció como hombre, como sacerdote, fiel a principios irrenunciables.
Traigo a colación su Tesis cuya recomendación reitero, como reafirmación y testimonio concluyente de que él también lucha y deja huellas imborrables en su constante aproximación hacia la esperanza (vers l´espoir), sendas que humildemente yo también recorro con el propósito de mantener encendida una llama que ilumine a los hombres, porque tengo fe en el hombre nuevo para la vida nueva, cuyo resplandor tiene que ahuyentar las sombras que opacan este presente, ante injusticias y olvidos que nos avergüenzan.
Paul no necesita de mí para resaltar sus valores naturales, simplemente lo hago para sumarme a la misión de transformar este mundo que hemos hecho, alertando a los adormecidos y sacudiendo con la denuncia a tantos que se creen que el éxito está en el tener y el poder, cuando la verdad está en el sentir, en el dar, en el amor, sin dejarse enajenar por esta salvaje globalización materialista que a tantos ha cautivado.

miércoles, 20 de enero de 2010

Un engranaje más en el puzzle de la noche...

De: "Vers l´espoir..." ("Hacia la esperanza..")

Todo un engranaje de piezas que encajan en el puzzle de la noche, previsibles jaques mate siniestros de consecuencias que van fulminando la vida de mucha gente.
La noche de botellón, una más, en la que algunos van más allá de la natural diversión, desprendiéndose de sí mismos para facilitar que aúlle la bestia que tienen adentro y se precipiten las locuras que llevan enquistadas en sus entrañas, para nada contenidas, tampoco santas, y sin duda recriminadas por la sensatez.
De las noches de hoy serán los días de mañana. Y de esa forma se va amalgamando este presente insensato que muchos viven y fuerzan a otros a vivir, por no ponerle frenos a sus caprichos.